Cómo solucionar los toques fantasma en la pantalla del móvil

Tengo un amigo que estuvo casi un año entero haciendo llamadas involuntarias a un montón de gente. El motivo es que el móvil “tomaba vida propia”, y en los momentos más oportunos realizaba pulsaciones indiscriminadas en la pantalla del teléfono. Con la buena suerte de que a veces llamaba a algún amigo o conocido, en otras enviaba WhatsApps loquísimos en plan ninja y en ocasiones simplemente le abría alguna aplicación random. ¿Qué estaba pasando con ese terminal?

Al principio pensaba que me estaba tomando el pelo, pero luego pude comprobar que era totalmente cierto, y tras investigar un poco vimos que se trataba de un fallo conocido como toque fantasma (“Ghost touch” del inglés). ¿Alguna vez os ha pasado algo así? Sobra decir que si tenemos un problema de este calibre, nos estaremos enfrentando a una faena bastante gorda…

Cómo arreglar los toques fantasma y zonas muertas en la pantalla de móvil

Lo primero que hay que tener en cuenta antes de empezar a tirarnos de los pelos, es que puede haber 2 posibles causas que originan este tipo de pulsaciones aleatorias en pantalla:

  • Despiste humano (muy fácil de solucionar).
  • Problema de software (fácil de solucionar).
  • Fallo de hardware (más complicado).

Despiste humano

Puede parecer una tontería, pero si estamos usando un protector de pantalla para el móvil, es recomendable quitarlo y limpiar un poco la pantalla del teléfono. A veces se quedan partículas entre el protector y la pantalla que derivan en pulsaciones al azar y zonas que no responden a nuestros gestos dactilares. Un buen repaso con un paño húmedo podría ser una inesperada (pero feliz) solución a nuestro problema.

Post relacionado: Cómo limpiar y desinfectar un teléfono correctamente

Problema de software

El siguiente paso es descartar que se trate de un fallo de software. Si el sistema operativo es el causante de los toques fantasma, hay varias acciones que podemos llevar a cabo para intentar volver a la normalidad.

  • Actualizaciones de sistema: Busca posibles actualizaciones pendientes en tu Android. Si se trata de un problema generalizado es posible que el fabricante haya lanzado alguna actualización para solucionar el “bug”.
  • Fuerza la renderización por GPU: En algunos casos forzar el uso de la GPU puede ayudarnos con este tipo de errores. Para ello, vamos a “Ajustes -> Sistema -> Opciones para desarrolladores” y activamos la pestaña “Forzar renderización por GPU”. En algunas versiones de Android esta opción puede aparecer con el nombre “Forzar aceleración GPU”.

  • Bloquear/desbloquear la pantalla: Tal y como indican algunos usuarios en este hilo de XDA-Developers, bloquear y desbloquear el teléfono suele solucionar el problema en algunos teléfonos. Otra cosa que podemos probar también es a reiniciar el sistema.
  • Restauración a ajustes de fábrica: La última opción. Si nada de lo anterior ha funcionado, es recomendable hacer una copia de seguridad y restablecer el teléfono a los ajustes de fábrica. Así borraremos todos nuestros datos, sí, pero también cualquier posible fallo o anomalía de software que pudiera estar causando los molestos toques fantasma.

Nota: Si no tenemos las opciones para desarrolladores habilitadas en nuestro Android, podemos activarlas desde “Ajustes -> Sistema -> Información del teléfono”, pulsando repetidamente sobre el número de compilación.

Fallo de hardware

Después de habernos asegurado de que no se trata de un problema con el protector de pantalla ni de un error de software, no nos queda más remedio que aceptar la cruda realidad: estamos ante un fallo físico de hardware. A partir de aquí, tenemos 3 posibles soluciones a aplicar.

  • Recolocar los conectores de datos: Si sabemos algo de electrónica y tenemos espíritu aventurero, es recomendable desmontar el teléfono, soltar los conectores de datos de la pantalla y volverlos a colocar en su sitio. En algunos casos esto suele resolver el problema de los toques fantasma, tal y como podemos ver en varios videos de YouTube.
  • Encendedor piezoeléctrico: Este truco es algo extraño, pero parece que a algunos usuarios les funciona. Básicamente, consiste en desmontar el encendedor piezoeléctrico que traen algunos mecheros (el mecanismo que hace “clic” para generar la chispa). Una vez tenemos el mecanismo fuera del mechero, hacemos un par de clics sobre la zona afectada de la pantalla, ¡y listo! Es un arreglo que nos puede salir prácticamente gratis, así que si estamos muy desesperados, no perdemos nada por intentarlo.
  • Cambia el panel digitalizador: Habitualmente el fallo de los toques fantasma y zonas muertas suelen derivar de una avería en el panel digitalizador de la pantalla. Se trata de una fina lámina que se coloca entre el cristal y la pantalla, y es la que se encarga de registrar las pulsaciones del usuario. Lo malo es que este panel no se vende por separado, así que si lo queremos sustituir tendremos que comprar una nueva pantalla al completo.

Tened en cuenta que estamos hablando de procesos muy delicados, y si no somos muy cuidadosos podemos romper el móvil y dejarlo inservible. Si no tenemos mucha seguridad en lo que estamos haciendo lo mejor es llevarlo a reparar a la tienda (especialmente si todavía está en garantía).

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor post de cada día en nuestro canal. O si lo prefieres, entérate de todo desde nuestra página de Facebook.